CALATAYUD

La ciudad de Bilbilis se extiende por las cimas y laderas de los cerros de Bámbola (709 m), San Paterno (701 m) y Santa Bárbara (629 m), abarcando una extensión aproximada de 30 ha, con una elevación media de unos 200 m sobre el nivel del río Jalón que discurre a sus pies circundándola en su mayor parte. Desde su dura y abrupta topografía se controlan los accesos a la Meseta, o lo que entonces era lo mismo, a la celtiberia, de ahí su incuestionable valor estratégico de control territorial. Ascendida al rango municipal por Augusto, la pequeña y vieja ciudad celtibérica fue observadora privilegiada de los acontecimientos históricos de su tiempo. Durante la Guerra Civil, debió tomar partido por el bando cesariano, integrándose luego en la administración romana sin traumas, de ahí su apelativo de BILBILIS ITALICA, lo que nos habla de emigrantes venidos de la Península Itálica, gozando de privilegios que le permiten llegar a ser municipum romano convirtiéndose en la capital del territorio. Será a partir de Augusto cuando la ciudad se transforme y se dote de edificios emblemáticos acorde a su privilegiado status, cuyo conjunto principal estaría constituido por el complejo monumental formado por el foro, teatro y puerta principal de la ciudad. El resultado obtenido era de una gran teatralidad y monumentalidad al ser visible desde todo el valle, buscándose integrar la arquitectura en el propio paisaje, dando como resultado final una escenografía espectacular que mostraba al indígena lo que era Roma, su poderío y dominio en el territorio. Su monumental foro erguido prepotente sobre el Jalón, nos presenta pórticos y galerías que enmarcan los principales edificios administrativos del a ciudad, como la Basilia (tribunal) Curia (ayuntamiento) y templo. Iniciado su construcción hacia el cambio de Era, este fue finalizado durante el reinado del emperador Tiberio (14-37 d.C.), si bien se aprecian modificaciones durante el reinado de Trajano (98-117 d.C.). El teatro que se encuentra vinculado con el foro mediante una serie de pórticos y pasillos de comunicación, iniciándose su construcción al mismo tiempo que éste. Presenta una escena de dos pisos decorados con capiteles corintios siendo concebido como un edificio de espectáculos con carácter comarcal, ya que su capacidad, cercana a los 4.500 espectadores, excede con mucho las necesidades de la pequeña ciudad calculada en unos 3.000 ó 3.500 habitantes. Las excavaciones han descubierto una serie de viviendas que nos permiten conocer la vida domestica y cotidiana de sus habitantes. Así el Barrio de las Termas con la Domus del Balneum, El Barrio Central, con la Domus del Ninfeo y la Domus del Lario, etc. son un claro ejemplo del desarrollo y calidad de vida de los bilbilitanos que se plasmó en la riqueza de las decoraciones pictóricas que decoraban las paredes de estas viviendas. No podemos olvidar sus potentes murallas, y una compleja red hidráulica a base de cisternas enlazadas entre sí, de las que actualmente conocemos 69, que aseguraban el abastecimiento de agua a la ciudad, nos presentan una acomodada ciudad de provincias que ejercía, y se desarrollaba, como centro político, administrativo y económico de la comarca, dependiente de Caesaraugusta, capital de conventus. A partir de Trajano, la ciudad inicia una progresiva y ya inexorable decadencia que concluirá con su desaparición como tal,a finales del siglo IV o inicios del siglo V. Desde la Bilbilis celtibérica y la Bilbilis de Augusto han pasado más de dos milenios, entrando la Bilbilis actual en el siglo XXI en pleno proceso de recuperación. Situación: Aproximadamente 6 Km al nordeste de la actual Calatayud. Carretera de Soria dirección Embid de la Ribera. Horarios de visita: Visita libre. Para visitas concertadas hay que solicitarlas a la oficina de Turismo de Calatayud.